12 julio, 2008

>07/07/08 – Noticias Asturianas

Dos extraños individuos con una extraña indumentaria y armados con sendas pancartas protagonizaron una bulliciosa manifestación perturbando la tranquila paz de las montañas asturianas. Hasta el momento se desconoce el lema de dichas pancartas; ya que están escritas en una lengua desconocida hasta el momento. ¿Cuál fue el motivo que les indujo a realizar dicho acto? ¿Protestaban tal vez por la subida del petróleo? ¿Por el calentamiento global de la tierra? ¿O tal vez protestaban por el aborto de la gallina? Ya se sabe que en este país nuestro todo comienza como una pacífica manifestación y para cuando nos queremos dar cuenta ya es tarde. Lo que no hay duda es que se trata de un peligroso comando y no se descarta ninguna posiblidad.

Tan pronto se supo de tales hechos alborotadores, fueron avisados las autoridades competentes, aunque poco o nada pudieron hacer para detenerlos ya que sin apenas darles tiempo para que sacaran sus porras, sorprendentemente salieron corriendo.

Del componente masculino del comando y principal ejecutor de las acciones alborotadoras se sabe que es conocido como alias Gordi (Potxolo). De la componente femenina apenas se dispone de información, aunque fuentes fidedignas nos han confirmado de la peligrosidad que se esconde tras esta carita angelical que curso sus estudios en el colegio de las hermanitas de la Caridad. Ella es fría y calculadora y es el cerebro del comando, no se dejen engañar, a veces las apariencias engañan.

Dichos individuos portaban unas sospechosas mochilas en sus espaldas y se sospecha que contaban con apoyo logístico de otros dos individuos y no se descarta que vuelvan a actuar en algún punto de nuestra geografía o tal vez en el extranjero, ya que se sabe que disponen de una amplia movilidad.

Si en alguna salida dominguera campestre con tortilla de patata incluida, os cruzáis en el camino con alguno de estos individuos, ante todo no os enfrentéis a ellos, dado su carácter agresivo y peligroso, avisad a la benemérita o a la autoridad policial o eclesiástica mas cercana y tratar de mantener la calma y no perderlos de vista, ya que como es común en el modus operandi de dicho comando suelen escapar por patas, o sea corriendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: