17 julio, 2008

>El Tour de Francia de la carreras por montaña

Ni un sólo kilómetro de su recorrido pasa por Francia. No hay rastro de bicis, maillots o ruedas. Sólo zapatillas. A primera vista, la carrera de montaña de larga distancia Transalpine run no tiene nada que ver con la gran prueba de referencia del ciclismo internacional, el Tour. Pero sólo hace falta ir un poco más allá para encontrar similitudes. Dejarse de formas y escarbar en el fondo: La pasión, el cansancio, el sufrimiento, los kilometrajes desproporcionados, las etapas infinitas, la fatiga, el sudor. Pero también las alegrías, la satisfacción, la fuerza de voluntad y el instinto de superación. Y los Alpes.

Durante ocho días (del 30 de agosto al 6 de septiembre) la Transalpine recorrerá 300 kilómetros por paisajes de ensueño de la cordillera alpina de Alemania, Austria e Italia. Sin la mítica subida al Alpe-d’Huez, es cierto, pero nadie lo echará en falta. En la Transalpine, los corredores tendrán que ascender el equivalente a casi un Everest y medio en apenas una semana. Una auténtica trituradora de gemelos.

Desde estas líneas, antes y durante todos los días de la carrera, les explicaremos los detalles de una prueba que trasciende los kilómetros, el desnivel y las agujetas para convertirse en una experiencia vital repleta de emoción, sufrimiento y compañerismo. Con su permiso, y si las piernas y el aliento lo permiten, estaré muy cerca de ellos para contárselo.

La Gore-Tex Transalpine-Run 2008

* La Transalpine-run es la carrera más larga de Europa y una de las competiciones multietapa más exigentes del calendario internacional. Durante ocho días, los corredores atraviesan a pié 300 km entre las montañas de los Alpes y acumulan un desnivel de 14.200 metros (como un Everest y medio). En la carrera se alcanzan altitudes de hasta 3.000 metros donde hay nieve y hielo.

* Todas estas condiciones la ‘hermanan’ con la gran carrera de referencia: La Marathon des Sables. En la Sables hay arena, calor infernal y dunas, pero en la Transalpine hay nieve, frío intenso y montañas de vértigo.

* La belleza de la zona (la prueba atraviesa los Alpes de Alemania, Austria e Italia) es otro de sus grandes atractivos y algunos corredores la definen como una carrera infernal en el paraíso. Creada hace cuatro años, su éxito de participación ha hecho que se convierta en una prueba de referencia en la larga distancia y se la empiece a llamar “El tour de Francia de las carreras de montaña”.

font: lavanguardia.es

http://correrxmuntanya.blogspot.com/
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: